Prepare pasteles caseros con delicioso y entrañable sabor


Es muy común preguntarse cuál es la receta de esos pasteles caseros que siempre pueden ser el platillo de cierre de cualquier comida, o aquel que se degusta en la tarde con una taza de café caliente. En cualquier caso, los pasteles caseros se caracterizan por su fácil preparación y que sirven de base para realizar muchos otros tipos de pasteles.

Sin muchas complicaciones puedes darte un gusto con pasteles caseros

Siendo los pasteles caseros recetas propias del hogar (valga hacer redundancia con el nombre) estos postres se identifican por sus sencillos ingredientes que le brindan un clásico sabor que no es fácil olvidar, aún ante pasteles mucho más elaborados; en este sentido los ingredientes son:

Es muy común preguntarse cuál es la receta de esos pasteles caseros que siempre pueden ser el platillo de cierre de cualquier comida, o aquel que se degusta en la tarde con una taza de café caliente. En cualquier caso, los pasteles caseros se caracterizan por su fácil preparación y que sirven de base para realizar muchos otros tipos de pasteles.

• 400 gr. De harina de trigo.
• 200 gr. De azúcar.
• 100 gr. De azúcar para espolvorear.
• 2 huevos.
• 50 gr. De bicarbonato de sodio.
• ¼ cucharadita de sal.
• 1 cucharada de polvo para hornear.
• 1 cucharadita de vainilla.
• 300 gr. De manteca o mantequilla.

Preparar este postre está al alcance de un bizcocho

Es muy común el pensamiento una receta es mejor que otra solo porqué algún pastel difiera de otro en su sabor, es por ello que es oportuno recordar qué, lo que caracteriza este tipo de postre son los agregados en las recetas que cada hogar adiciona con cariño, es así como algunos sustituyen el bicarbonato de sodio por una bebida gaseosa de sabor de cola o de fresa, mientras otros prefieren que sea la vainilla quien juegue papel protagónico. En todo caso se debe sentir libre y cómodo con mejorar las recetas caseras; por ello lo primero que se debe hacer para preparar este pastel es:


• Separe las claras del par de huevos y a continuación bata con una pizca de sal y azúcar al gusto hasta lograr un turrón (a veces conocido como punto de nieve), luego mezcle con harina de trigo junto a un toque de bicarbonato, humedezca el preparado con crema de leche; vuelva a batir mientras se le agrega lentamente las yemas de los huevos y agregue manteca, termine de batir mientras le agrega vainilla y azúcar a la masa.

Es muy común el pensamiento una receta es mejor que otra solo porqué algún pastel difiera de otro en su sabor, es por ello que es oportuno recordar qué, lo que caracteriza este tipo de postre son los agregados en las recetas que cada hogar adiciona con cariño, es así como algunos sustituyen el bicarbonato de sodio por una bebida gaseosa de sabor de cola o de fresa, mientras otros prefieren que sea la vainilla quien juegue papel protagónico.

• En un molde previamente revestido con manteca (también sirve la mantequilla, margarina y el aceite vegetal) vierta el preparado y alisé con una cuchara la superficie para nivelarla.

• Meta el molde en un horno a 150 grados Celsius (302 grados Fahrenheit) por 35 minutos hasta que levante el bizcocho, aseguré de que haya alcanzado la textura deseada y luego retire del horno. Liberé el pastel del molde y espolvoreé con azúcar ultra fina para terminar.

Y listo, en menos de una hora se tiene un delicioso y clásico pastel casero, sin necesidad de complicadas recetas o difíciles y caros ingredientes este platillo garantizara cubrir todas las expectativas.